Quiénes somos

Nuestra trayectoria nos ha enseñado a ver el mundo con otros ojos, a identificar las situaciones de cambio e incertidumbre y a saber reaccionar ante ellas. Es quiénes somos.
Nuestra trayectoria nos ha enseñado a ver el mundo con otros ojos, a identificar las situaciones de cambio e incertidumbre y a saber reaccionar ante ellas. Es quiénes somos.

Creemos que la inversión activa puede ser una fuerza positiva

Nuestro proyecto arranca en Sudáfrica en 1991, con el nombre de Investec Asset Management y la convicción de que podemos hacer las cosas de forma distinta. Por aquel entonces, se avecinaban cambios y, con ellos, desafíos que abrieron la posibilidad de invertir en un futuro mejor.
El cambio nos ha enseñado a ser valientes, adaptables, ágiles... Y a confiar en que la inversión activa puede ser una fuerza positiva.

A día de hoy, seguimos ofreciendo una perspectiva distinta en materia de inversión. Tanto si asistimos al despertar de las economías asiáticas como al auge de las nuevas tecnologías, nos esforzaremos al máximo por aprovechar cada situación. Porque creemos que lo mejor para nuestros clientes es lo mejor para nuestra empresa y el mundo en que vivimos.

Somos Ninety One - Invirtiendo en un mundo en constante cambio.
Nuestro objetivo

 

Ninety Ninety One siempre ha sido una empresa con un objetivo determinado. Iniciamos nuestra actividad con el objetivo de marcar una diferencia positiva tanto para nuestros clientes como para el país en el que nacimos y, desde 1991, hemos ampliado nuestro ámbito de actuación y nuestra ambición a escala mundial.

«Una empresa mejor. Una mejor inversión. Un mundo mejor» es la expresión de nuestro objetivo. Sirve de guía para nuestra toma de decisiones estratégicas, nuestra cultura y nuestros esfuerzos diarios.

 

Una empresa mejor

Estamos construyendo una gran empresa, cuya meta es alcanzar la excelencia a largo plazo, con una cultura propia que motiva a nuestros empleados a desarrollar su máximo potencial. De este modo, al construir deliberadamente una gran empresa, nos hacemos responsables a nivel personal e interiorizamos nuestro objetivo.


Las inversiones conllevan riesgos y pueden producirse pérdidas.

Una mejor inversión

La excelencia de la inversión a largo plazo es nuestra principal razón de ser y no admite excepciones. Proporcionar a nuestros clientes una oferta de inversión que les permita alcanzar sus objetivos financieros es la consecuencia directa de nuestro objetivo. De hecho, invertimos para construir un futuro mejor.

Un mundo mejor

Buscamos marcar la diferencia frente a los mayores desafíos globales invirtiendo el capital de nuestros clientes de manera responsable con los usuarios más responsables de dicho capital. El hecho de ser un participante plenamente comprometido con la sociedad y de preservar de forma activa nuestro medio ambiente, constituye tanto una oportunidad como una promesa.